miércoles, 1 de julio de 2015

HOY ES UN DIA DE DUALIDADES

Rosa niña, azul niño. Vascos brutos, andaluces jocosos….. Como estas podríamos decir 50.000 más., pero no vamos a desmontar estos mitos, porque lo son, son  mitos y punto.
Hace sol, 30 grados al sol, la temperatura se espera que suba más que 40 grados. 

Queremos sol, pero ¿a qué precio?. El sol como la lluvia son fundamentales, para nosotros, para la tierra, para la atmósfera…. Pero tanto sol, tanta ola de calor, ciudades impracticables, gentes con aire acondicionados a tope, terrazas con vapores de agua, fuentes improvisadas por ayuntamientos para que la gente se refresque, playa, piscinas, lagos y pantanos…. Todo sirve para refrescarse un poco... Pero solo un poco, nada más que eso. Cuando hay sol queremos agua y cundo ya estamos hasta las narices del agua queremos sol, no nos entendemos ni nosotros mismos, siempre con dualidades, siempre jugando entre dos conceptos diferentes, opuestos.

Desde pequeños nos enseñan que hay dualidades, nosotros debemos no llevarlas hasta el extremo, porque las dualidades no tienen problema hasta que se pasas a extremos. Aquí ya empieza el problema. La cuerda es tan fina entre la cordura y la locura que es difícil no traspasarla a veces.


¿Quién no ha pensado alguna vez en una locura? Ya sea de amor o de desamor o simplemente a una situación extrema en la vida. Cada individuo es un mundo, un mundo en el que traspasar una cuerda es tan fácil. ¿Dónde está ser cuerdo y donde la locura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario