domingo, 20 de octubre de 2013

EL SECRETO

Ayer por la mañana una amiga me contó un secreto.
Un secreto importante.
Un secreto que no desvelaré porque dí mi palabra.
Pero me hizo reflexionar y pensar.
¿Cuántos secretos tenemos en la vida?
¿Cuántas palabras no contamos?

Todos tenemos secretos inconfesables.
Secretos que si los desveláramos producirían en nuestras vidas un huracán o quizás si nos atreviéramos a decirlos no sucederían nada.
¿Pero que pasa cuando alguien cuenta un secreto que no debe?

Este secreto se convierte en rumor y ya se sabe en esta sociedad en la que vivimos todo termina como el juego que jugábamos de pequeños “teléfono descacharrado” .


Si dices: Creo que Aurora tiene novio, se puede convertir fácilmente en: Aurora se va a casar en breves, y tú que eres su íntima amiga no sabes nada y te quedas con cara de póquer.