miércoles, 10 de abril de 2013





Esta tarde tres amigas se han encontrado después de varios meses sin verse.
Dos de las tres están casadas y cansadas de sus respectivos. Y la tercera acaba de separarse recientemente y mantiene un apasionado romance con alguien de su entorno próximo.
Da la casualidad que ha habido un grupo de personas que la han criticado a está última por su affaire, no lo ven nada correcto.    ¡Pobre mujer y hombre que han sido abandonados!
En este país tenemos la buena costumbre de criticar al vecino, de hacerle la vida imposible, de joder por el mismo hecho de joder, pero cuidado con escupir para arriba porque en algún momento te puedes mojar.
Tanto criticar a esta última amiga  y ahora uno de los que mas la criticaron le ha pasado lo mismo. Su mujer le ha abandonado por otro.
Como digo yo: Cuando las barbas de tú vecino veas cortar pon las tuyas a remojar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario