viernes, 8 de marzo de 2013



AMIGAS



Esta mañana en el gimnasio tres amigas se han vestido prácticamente iguales, pantalón negro y camiseta negra. Las tres idénticas. Las tres amigas.

Cuando éramos  unas adolescentes todas mis amigas y yo nos vestíamos más o menos igual, camiseta nueva de Zara y pantalones vaqueros de marca. El día que llevábamos minifalda con dos pares de medias en el bolso no teníamos suficiente ¡Como nos gustaba vestir más o menos parecido! Me acuerdo como si fuera ahora a la hora que quedábamos en casa de una, allí nos vestíamos, nos maquillábamos mutuamente, e incluso las sesiones de peluquería que hacíamos, eran increíbles.

Ellas, mis amigas, aunque cada una haya hecho su vida, unas más cerca que otras, están todavía ahí, viven en mí y yo en algunas de ellas, no en todas y eso lo sé. Cada una escogió un camino diferente pero incluso en algún momento difícil, ahí  hemos estado casi todas, no soy yo para juzgar a la que no estuvo, ella o ellas sabrán el como o porque no vinieron.

Hoy al ver a estas tres amigas me he acordado de ellas, se que estáis bien, se que probablemente no leeréis esto, pero solamente deciros GRACIAS por haber estado ahí, por ser grandes amigas y confidentes.

2 comentarios:

  1. Si creo que tres o más nos llamamos de primero nombre María, en aquellos años era muy normal, siempre omitimos ese nombre y nos llamábamos por el segundo y así no había ningún problema ya que no se repetían.
    Agradezco tu comentario.

    ResponderEliminar